Sorry, your browser doesn't support Java(tm).

 

 UN GEORADAR SE INCORPORA AL ESTUDIO

 

Con este estudio se pretende identificar si existe algún indicio (cripta de los Reyes de la Corona Aragón), la existencia de ataúd o similar dentro de  los reconstruidos Arcos Reales situados en el altar mayor del Monasterio de Poblet.

Existe un vídeo del NODO Y DOCUMENTACIÓN FOTOGRÁFICA en que se muestra como  las cajas con los restos de los reyes de la Corona de Aragón fueron llevados al monasterio de Poblet. Existen dudas de que todos los restos fueran introducidos en los arcos reales ya que algunos ataúdes  eran de gran tamaño respecto al orificio dejado en uno de los arcos reales.

Por ello se trató mediante técnicas geofísicas no intrusivas, el intentar analizar el interior de los Arcos Reales para poder caracterizar su interior.

  

 

   

               

El Georadar o GPR (ground penetrating radar) es una herramienta geofísica no intrusiva la cual permite bajo condiciones óptimas, la caracterización del subsuelo y estructuras.

Esta herramienta es una herramienta geofísica electromagnética  la cual emite mediante un par de antenas (una emisora y otra receptora) unos pulsos electromagnéticos a una frecuencia determinada. Estas ondas viajan y atraviesan el medio a caracterizar y dependiendo de las características geoeléctricas de dicho medio, esta ondas se comportan de manera diferente, algunas rebotando de nuevo a la superficie (reflejadas) y otras siendo absorbidas por dicho medio (atenuadas) . Las ondas rebotadas o reflejadas permiten generar un mapa de " ecos " del medio a analizar, permitiendo al especialista obtener una imagen que luego más tarde puede interpretar.

El Georadar es una herramienta frecuentemente utilizada en el mundo de la arqueología y la cual ha ayudado en gran medida a arqueólogos en sus grandes hallazgos.

Esta herramienta ha permitido encontrar pasadizos secretos en las pirámides de Egipto, localización de estructuras romanas enterradas en diversas partes del mundo, tesoros en Sudamérica, y un sin fin de descubrimientos arqueológicos por todo el planeta.

Esta es una técnica que no se utiliza comúnmente en España, pero poco a poco la gente se va concienciando cada vez más sobre las ventajas que ofrece.

El georadar no solo ofrece aplicaciones en el mundo de la arqueología, sino que además, es también aplicado en el mundo de la geotecnia (control mallazos, espesores de hormigón, cavidades...), medioambiente (penachos de contaminación, caracterización de vertederos, depósitos enterrados de hidrocarburos...) y en obra civil ( control de pavimentos en carreteras, detección de servicios enterrados, estructuras enterradas...) entre las más importantes.

Actualmente también está siendo utilizado el Georadar por el FBI en Estados Unidos para investigaciones en asesinatos para detectar zonas sospechosas de enterramientos de las victimas asesinadas, armas empleadas, drogas, etc. GPR-FBI.pdf  .

 
SU FUNCIÓN EN EL MONASTERIO